miércoles, 28 de julio de 2010

CORTOCIRCUITO JUSTICIERO

EN EL AÑO '82 ENTRÉ A TRABAJAR EN EL DIARIO "EL TRIBUNO" DE JUJUY.
YO VENÍA DE ESTUDIAR EN BUENOS AIRES. PERO EN LUGAR DE SER BIEN RECIBIDA POR TENER UN CONOCIMIENTO EXTRA, A ALGUNAS PERSONAS DEL DIARIO, ESTO LES PARECIÓ UNA ESTUPIDEZ. "¿CÓMO ESTUDIAR PERIODISMO, SI EL PERIODISMO SE HACE EN LA PRÁCTICA?", "¿NO SABÉS QUE AQUÍ ESTO NO SIRVE PARA NADA?", ME DECÍAN. YO NO PODÍA ENTENDERLOS.
ES CIERTO, YO TAMBIÉN HABÍA COMENZADO CUATRO AÑOS ANTES "A LOS PONCHAZOS". PERO ESTABA DISPUESTA A APRENDER, A TENER UN CONOCIMIENTO QUE ME PERMITIERA LOGRAR UNA VISIÓN MÁS AMPLIA SOBRE ESTA PROFESIÓN. MI INTENCIÓN NO ERA QUEDARME TODA LA VIDA ENCERRADA EN UNA REDACCIÓN DE DIARIO. SOÑABA CON TRABAJAR ALGUNA VEZ EN LA PRODUCCIÓN DE UN NOTICIERO DE TELEVISIÓN. POR ESO PARA MÍ, EL ESTUDIO ERA FUNDAMENTAL.
GRACIAS A ESTA POSTURA, NO LE CAÍ BIEN DE ENTRADA AL JEFE DE REDACCIÓN DEL DIARIO, UN SALTEÑO MALHUMORADO DE APELLIDO PASTORE.
DE A POCO ME FUE MARGINANDO DE LA REDACCIÓN. DEJÓ DE ENVIARME A LA CALLE A HACER NOTAS. SÓLO ESCRIBÍA REFRITOS DE LOS PARTE DE PRENSA DEL GOBIERNO. HASTA QUE UN DÍA DECIDIÓ MANDARME AL ARCHIVO, UN LUGAR FRÍO Y HORRIBLE, DONDE OBVIAMENTE ME SENTÍA MUY INCÓMODA.
POR SUERTE, ENTRE ESTE TIPO Y OTROS COMPAÑEROS INSALVABLES (UNOS PORQUE SE HACÍAN LOS GALANES Y SE PASABAN TIRANDO LANCES TODO EL TIEMPO Y OTROS PORQUE LES MOLESTABA QUE "HAYA ESTUDIADO"), RESCATÉ A UN FOTÓGRAFO CORDOBÉS LLAMADO EDUARDO. UN LOCO LINDO, FUMADOR DE UNOS CIGARRILLOS NEGROS APESTOSOS, PERO DE BUENA MADERA. UNA PERSONA QUE ME ACONSEJABA PARA QUE NO ME VIERAN DEPRIMIDA. ME HACÍA REIR MUCHO Y NOS HICIMOS MUY AMIGOS.
COMO EN EL ARCHIVO ME MORÍA DE FRÍO, YO LLEVÉ DE CASA UNA ESTUFA A CUARZO, QUE AL PARECER NO FUNCIONABA MUY BIEN. Y ESO FUE LO MEJOR QUE PODRÍA HABER PASADO PARA "CAGARLE" (NO TENGO UN SINÓNIMO MÁS APROPIADO) LA VIDA A PASTORE.
TODAS LAS NOCHES, A ESO DE LAS 10, LA REDACCIÓN ERA UNA LOCURA PORQUE LLEGABA EL MOMENTO DEL CIERRE. JEFES Y EMPLEADOS CORRÍAN DE AQUÍ PARA ALLÁ, LLEVANDO LAS FOTOS Y REDACTANDO LAS ÚLTIMAS NOTICIAS. PERO NO SÓLO ESO. HABÍA QUE MANDAR TODO EL MATERIAL DIAGRAMADO A SALTA, DONDE ESTABA LA SEDE CENTRAL DEL DIARIO. ALLÍ ERA DONDE SE IMPRIMÍA.
ASÍ ERA EL AMBIENTE EL DÍA AL QUE LLAMÉ "DEL MILAGRO". MI ESTUFITA PRODUJO UN CORTOCIRCUITO Y SE CORTÓ LA LUZ EN TODO EL EDIFICIO.
LAS PUTEADAS DE PASTORE SE ESCUCHABAN A SEIS CUADRAS A LA REDONDA. NADIE SABÍA QUÉ HABÍA PASADO. SÓLO YO, QUE ESTABA SOLITA EN EL ARCHIVO, CON MI ESTUFA HUMEANDO Y CON UN INCONFUNDIBLE OLOR A QUEMADO.
POR SUERTE, A PASTORE NO SE LO OCURRIÓ IR HASTA EL ARCHIVO, PORQUE ME FUSILABA SIN JUICIO PREVIO...
EDUARDO, PREOCUPADO POR MÍ, PORQUE HABÍA QUEDADO SOLA EN EL FONDO, VINO A VERME. ENTONCES LE DIJE: "A QUE NO SABÉS QUÉ FUE LO QUE CAUSÓ EL CORTOCIRCUITO". EDUARDO COMENZÓ A REIRSE, YA QUE TAMBIÉN ÉL SENTÍA EL OLOR A QUEMADO. Y LA VERDAD, PARA NOSOTROS, LO SUCEDIDO FUE UNA FIESTA.
PASTORE SEGUÍA PUTEANDO A TODO Y A TODOS, PORQUE SE HABÍA ATRASADO EL CIERRE.
COMO EN EL ARCHIVO ESTABA MUY OSCURO, NO PODÍA TRABAJAR Y MI PRESENCIA NO LE SERVÍA A NADIE, PEDÍ PERMISO PARA IRME A CASA, Y ME LO DIERON.
EDUARDO FUE MI CÓMPLICE PARA SIEMPRE DE LO OCURRIDO. Y CADA VEZ QUE NOS ACORDÁBAMOS, NOS MATÁBAMOS DE RISA.
EL DÍA QUE PASTORE ME DESPIDIÓ DEL DIARIO, SI NO ME HUBIERA SENTIDO TAN MAL, ME MORÍA POR DECIRLE QUE "YO, O MI ESTUFA, O AMBAS, ÉRAMOS LAS CULPABLES DEL CORTOCIRCUITO QUE TANTA RABIA LE HABÍA CAUSADO".
DESPUÉS DE ESA MALA EXPERIENCIA, RETORNÉ A BUENOS AIRES, Y NUNCA MÁS VOLVÍ, SALVO DE VACACIONES, A TRABAJAR EN JUJUY. ES DECIR, QUE A LA LARGA, EL CASCARRABIAS DE PASTORE, ME HIZO UN FAVOR. Y MI ESTUFA, JUSTICIA.

4 comentarios:

Sergio dijo...

Buena anecdota y bien narrada!Si fuera vos,intentaria averiguar que fue de la vida de ese dichoso Pastore.....la venganza es un plato que se come frio.Aunque se que no tenes personalidad vengativa....me gusta enterarme que muy de vez en cuando....el que la hace la paga!

Yayi Villegas dijo...

No sé qué fue de la vida de Pastore. Tampoco me importa. Con lo que pasó, para mí fue suficiente. Hay otro dicho que dice: "siéntate en la puerta a ver pasar el cadáver de tu enemigo"...

caselo dijo...

Jajajajaja me imagino la cara de Pastore y la tuya muerta de la risa. ¿Sabes? no vale la pena saber la suerte que corrieron quienes nos han lastimado. Basta con que tengamos nuestra conciencia tranquila. Ellos son los que no pueden dormir. Un abrazo

Carlos Eduardo

Yayi Villegas dijo...

Es cieto. A mí me quedó para escribirlo. Y fue un placer recordarlo. Escribir es la mejor manera de hacer catarsis con las cosas que te hicieron daño. Gracias, Caselo. Se ve que estuviste leyendo todo lo que escribí últimamente.