lunes, 26 de julio de 2010

AQUEL BLAZER AZUL





TUVE LA SUERTE DE TENER UNA MUY BUENA EDUCACIÓN SECUNDARIA. UNA BASE SÓLIDA PARA MI ACTUAL PROFESIÓN DE PERIODISTA Y ASPIRANTE A ESCRITORA.
PESE A SU CONDICIÓN DE OBRERO, MI PAPÁ ME PAGÓ UN COLEGIO PRIVADO, "EL COLEGIO DEL HUERTO", HASTA QUE ME RECIBÍ DE PERITO MERCANTIL. Y ESO SE LO VOY A AGRADECER POR SIEMPRE...
MENOS MAL QUE DESDE EL PRINCIPIO ESTUVE CONSCIENTE DEL SACRIFICIO QUE SE HACÍA EN CASA PARA QUE YO ESTUDIARA. POR ESO, MÁS ALLÁ DE LA LISTA DE LIBROS Y EL UNIFORME, QUE HABÍA QUE TENER SÍ O SÍ, Y DE VARIOS GASTOS MÁS QUE MI MADRE ODIABA, NUNCA LE PEDÍ NADA.
TENÍA EL ESFUERZO ASUMIDO DE LEVANTARME TODOS LOS DÍAS A LAS 5.30 PARA TOMAR DOS COLECTIVOS PARA IR AL COLEGIO, Y TRATAR DE NO FALTAR NUNCA.
EN PRIMER AÑO, ME COMPRARON UN BLAZER AZUL PARA EL UNIFORME, QUE USÉ HASTA QUINTO AÑO.
EL POBRE, TERMINÓ SIENDO UNA ARPILLERA.
SIN EMBARGO, ERA LO DE MENOS. EL OBJETIVO DE NO LLEVARME NUNCA UNA MATERIA , LO CONSEGUÍ. Y TRATÉ DE IR MÁS ALLÁ, PARA QUE MIS PADRES SE SINTIERAN ORGULLOSOS. Y ESO ME LLEVÓ A SER ESCOLTA PRIMERA, DETRÁS DE DOS ABANDERADAS QUE TENÍAN EL MISMO PROMEDIO.
TAL VEZ ESO AHORA NO SIRVA PARA CONSEGUIR UN ASCENSO O UNA CONVOCATORIA PARA UN TRABAJO MÁS REMUNERADO. PERO NADIE LE QUITA A MIS PADRES, SU SONRISA PORQUE "MI HIJA ME CUMPLIÓ".
DE CHICA SUPE LO QUE ERA LA DISCRIMINACIÓN. EN MI COLEGIO, TENÍA COMPAÑERAS CON MUCHO DINERO, HIJAS DE TABACALEROS, HIJAS DE EMPRESARIOS, DE PROFESIONALES MUY CONOCIDOS EN JUJUY. Y EN ESA ÉPOCA DURA DE LA DICTADURA, HIJAS DE MILITARES MUY ALLEGADOS AL PODER POLÍTICO O EJERCIÉNDOLO.
YO NO PODÍA ENTRAR EN SUS CONVERSACIONES DONDE HABLABAN DE AUTOS CAROS, DE VESTIDOS NUEVOS, DE FIESTAS IMPORTANTES, DE VIAJES.
PARA NO SENTIRME LA "POBRECITA", ME ALEJABA DE ELLAS. TENÍA MIEDO QUE ME PREGUNTARAN POR LOS "BIENES" DE MI FAMILIA. Y NO HABÍA "BIENES", SÓLO TRABAJO.
A MÍ EN ESE TIEMPO, ME DABA VERGÜENZA LA SITUACIÓN ECONÓMICA DE MI FAMILIA. MI BLAZER AZUL, TAN GASTADO, HABLABA DE TODOS MODOS POR SÍ MISMO. PERO YO NO DECÍA NADA.
RECUERDO QUE ME REÍA CON LAS CHICAS RICAS, PERO PREFERÍA COMPARTIR LOS MOMENTOS DE AMISTAD CON LAS CHICAS QUE ESTABAN EN MI MISMA SITUACIÓN.
AHORA, EN REALIDAD DESDE HACE TIEMPO, YA NO ME AVERGÜENZO DE LA POBREZA DE MI PAPÁ, CON SU MAMELUCO MANCHADO DE GRASA, Y MI MADRE, CON LAS MANOS GASTADAS DE TANTO LAVARLO CON LAVANDINA. AL CONTRARIO. ME ENORGULLEZCO DE LO QUE ME DIERON MIS PADRES, DE SU DIGNIDAD COMO PERSONAS, DE QUE LO POCO QUE TUVE, FUE SUFICIENTE PARA QUE YO LOGRARA SER ALGUIEN EN LA VIDA.
A MODO DE EJEMPLO, APRENDÍ QUE MÁS QUE LA AMBICIÓN DE TENER ROPA NUEVA, MI MAYOR SATISFACCIÓN ES QUE MI MADRE TENGA QUÉ PONER EN SU MESA Y QUE A TODOS MIS ANIMALES, LOS DE CASA Y LOS DE LA CALLE, NO LES FALTE COMIDA.
NO RECUERDO DÓNDE FUE A PARAR MI BLAZER AZUL, QUE COLGUÉ CON MI TÍTULO EN LA MANO. ¿USARLO?, NUNCA MÁS. SI MI MADRE NO LO TIRÓ, LO PODRÍA RECUPERAR PARA TENERLO COMO UN TROFEO. UN SÍMBOLO DE QUE CON POCO O MUCHO, TODO SE PUEDE. Y CON LA FRENTE BIEN ALTA.

7 comentarios:

El lobo estepario dijo...

Cada día me gustan más los contenidos de tu blog, que está excelentemente redactados.
A través de los mismos se puede ahondar más sobre lo que has vivido. Una pregunta, ya como editor:¿Pensás editar un libro con este material?
Mi humilde opinión es que a mediano plazo ya estarías lista para hacerlo, y seguro que va a ser un éxito.
Un saludo
Jorge

Yayi Villegas dijo...

Estoy escribiendo aparte una novela y tengo la idea para otra. Pero esto podría ser. Me tomó por sorpresa que me guste tanto el blog. Gracias por tu consejo.

jorge dijo...

Cualquier cosa, no dudes en consultarme. Va a ser un placer.
Jorge

Sergio dijo...

Dos coincidencias...una buena,en mi industrial(me comi 6 años)nunca me lleve materias,me recibi invicto de Tecnico y Dibujante Publicitario...aunque nunca ejerci!.
La mala...yo tambien me avergonzaba de reconocer que mi vieja trabajaba en casas de familia.Hoy es facil enorgullecerme de ella sabiendo que si logre mi pasar(holgado o no pero mio)nunca hubiera sido tal sin ella!
A la distancia temporal....PERDON por mi misera actitud de antaño!

Yayi Villegas dijo...

Sergio: es bueno reconocer eso. Es una sensación clara de madurez y de estar en camino de ser mejor persona. También vale decírselo a la gente por la cual uno equivocadamente, sintió vergüenza. Soy lo que soy gracias a mi familia y estoy orgullosa de mi padre obrero y de mi madre ama de casa con las manos agrietadas por la lavandina.

caselo dijo...

Papá y mamá lograron que me graduara de bachiller en un colegio elitista. Recuerdo muchas noches en las que la máquina de escribir de mamá sonaba hasta la madrugada. A su lado papá le dictaba y luego intercambiaban las posiciones. Por esa época (años 80) recién comenzaban a salir los primeros computadores personales, muy caros por cierto. Entonces la máquina de escribir eléctrica era la fuente de ingresos en casa. Papá y mamá transcribían trabajo de colegios y universidades. Gracias por tu escrito, un abrazo

Carlos Eduardo

Yayi Villegas dijo...

Caselo: es bueno no olvidarse nunca de los orígenes. Te felicito por reconocer también a tus padres, sacrificados para que estudies.