domingo, 4 de agosto de 2013

EL PAPA FRANCISCO Y LOS PERIODISTAS DE "TELENUEVE"



Tal vez por el contacto diario con la realidad: asesinatos, robos, traiciones, torturas, venganzas, atentados, los periodistas terminan siendo incrédulos.
Son pocos los que abrazan una religión. Dios no es tenido en cuenta ni para pedirle, ni para agradecerle. Simplemente porque Dios no existe para muchos de ellos. Otros, mientras tanto, se alejaron de él por no estar conformes con la hipocresía de algunos sacerdotes.
Sin embargo, al aparecer un hombre. Un ser sencillo, de palabras justas, que consiguió perforar el corazón hasta de los más duros, como lo hizo el cardenal Jorge Bergoglio, cierto cambio produjo en la gente de prensa.
Es reconfortante haber sido testigo de las voces quebradas de los periodistas. No sólo los que estuvieron en el Vaticano, cuando fue consagrado como el nuevo jefe máximo de la Iglesia Católica, sino también los que cubrieron la actividad, ya como Papa Francisco, en la Jornada Mundial de la Juventud, en Río de Janeiro. Por eso, con la emoción aún latente por los gestos y las palabras claras y entradoras del Sumo Pontífice en Brasil, es que se me ocurrió pedirle a algunos de mis compañeros periodistas, una reflexión sobre lo que les dejó el argentino que hoy preside la Iglesia Católica.
Aunque fue el último con el que hablé, opté por poner primero el testimonio de Daniel Navarro. Nadie como él para contar la impresión que le causó Francisco, habiendo sido el enviado especial de Telenueve en Río de Janeiro.
Daniel le puso garra a su relato y en cierto momento una emoción cercana al llanto, para describir el paso del Santo Padre en el papamóvil, ante una multitud enfervorizada.
Al resto de mis amigos y compañeros, los ubiqué de acuerdo al orden alfabético de sus nombres: Alejo Rivera, Ana Stollavagli, Paula D'Ambrosio, Esteban Mirol, Jorge Pizarro, Luís Grimaldi y Noralís Romanos. A todos, les agradezco su colaboración. Como así también pido disculpas por no haber agregado más opiniones. En primer lugar por la falta de tiempo que hay en el noticiero y otra porque no quería demorar demasiado tiempo esta publicación.





































Yo particularmente me quedé con varias imágenes del Papa Francisco en Río de Janeiro.
La primera y principal, la de Nathan de Brito, el nene de 9 años que se abrazó al Papa y al decirle" "Santidad, quiero ser sacerdote de Cristo, un representante de Cristo", Francisco, muy conmovido, le respondió: "Voy a rezar por vos, pero te pido que reces por mí. A partir de hoy, tu vocación se concretó". Para la mayor parte del mundo, fue lo más emotivo de la visita papal a Brasil.
Cada una de las actividades de Francisco, las seguí con los ojos humedecidos. Es que era imposible no emocionarse cuando el Papa hacía detener el papamóvil para besar a los bebés y no paraba de saludar y bendecir a cada una de las personas que aplaudían, filmaban y fotografiaban su paso.
A pesar de ser la cabeza de la Iglesia Católica en el planeta, Bergoglio siempre dejó al descubierto su origen argentino. Desde aceptar un mate de la gente, hasta de alegrarse de ver el agitar de las banderas argentinas y  de las de su querido San Lorenzo de Almagro.
Me llenó de amor el video del momento previo a levantar vuelo el helicóptero que trasladó a Francisco al aeropuerto. Desde la ventanilla, mientras la gente lo despedía con expresiones cargadas de afecto, el Papa la bendijo y dibujó en el aire un corazón, haciendo entender lo feliz y agradecido que retornaba al Vaticano.
Y ya en Italia, lo primero que hizo fue ir a la Basílica de Santa María La Mayor, en Roma, donde se acercó al altar de la Virgen María, para ofrecerle una pelota de playa, verde y amarilla,  con el nombre grabado de la Jornada Mundial de la Juventud y una camiseta de la Selección de Brasil.
Fue una manera simple y elocuente de darle gracias a la madre de Dios por su acompañamiento permanente en su tarea evangelizadora.
Su primer viaje como Papa había resultado más de lo esperado: consiguió sumar más almas al Catolicismo y un compromiso de los feligreses, especialmente los jóvenes, de "hacer lío", de "salir a la calle a predicar" y de hacer el bien sin mirar a quién.

4 comentarios:

gustavo siegrist dijo...

Querida Yayi...Como siempre EXCELENTE...mas alla de los testimonios ofrecidos, sobretodo el de Dany Navarro quien tuvo la Gracia de Dios de compartir de cerca esta visita de Francisco a Rio,tus acotaciones son muy buenas...
Besos grandes y Dios Bendiga y cuide a Francisco...Gus

Yayi Villegas dijo...

Gustavo: Aunque ya te lo agradecí por Facebook, te reitero mi agradecimiento por tus elogios. Y como lo decís, que Dios bendiga y proteja a Francisco. El mundo lo necesita. Saludos.

Sergio dijo...

Es una pena,que a causa de su religion,y en consecuente accionar,el le de cabida a despreciables gentuzas,que cuando el era simplemente Jorge Bergoglio,cardenal,lo ningunearon,trataron de jefe de la oposicion,y le negaron las audiencias solicitadas(QUE SI LAS SOLICITO,NO OFICIALMENTE,PERO SI A TRAVES DE KAKAS INTERMEDIARIOS QUE ASI LO RECONOCIERON!)....al fin y al cabo,es lo que su creencia le manda.......QUE LASTIMA!!!!!

Yayi Villegas dijo...

Pero lo destacable es su grandeza para perdonar los desplantes. Ese es el mejor ejemplo de un verdadero hijo de Dios. Gracias Sergio por leer y ver los videos de mi blog. Saludos.